Entre las diferentes normas que se aplican actualmente al vestuario de protección nos encontramos las siguientes:

NORMATIVA EN 340

Esta Norma Europea trata sobre las especificaciones generales de ergonomía, tallaje, marcado de la ropa, inocuidad, y la información que debe incluir el fabricante con la ropa de protección.
La ropa de protección debe estar fabricada con materiales que sean químicamente adecuados para la salud del usuario; debe poderse colocar fácilmente sobre el cuerpo del usuario y favorecer las distintas posturas y correcta posición durante el tiempo de empleo previsto; debe estar marcada con el tallaje correspondiente indicado en centímetros.

NORMA EN 471

Esta Norma Europea se aplica a la ropa de alta visibilidad, diseñada para señalizar la presencia del usuario, para que éste sea fácilmente detectable en entornos de riesgo, bajo todo tipo de luz diurna, así como bajo la luz de los faros de un automóvil en la oscuridad. Se especifican las características de las prendas según el color y la retro-reflexión, áreas mínimas y la colocación de los materiales que las componen.

Los tipos de materiales utilizados en la confección de estas prendas pueden ser: color fluorescente y altamente visible durante el día; retro-reflectante y altamente visible de noche; o fluorescente y a su vez retro-reflectante. Se definen, a su vez, las superficies mínimas que debe tener cada material, siendo la anchura mínima de las bandas retro-reflectantes de 50 mm.

NORMATIVA EN 14058

Referida a la ropa de protección contra el frío, esta Norma determina los requisitos que han de cumplir estas prendas en cuanto a su capacidad para mantener estable el calor corporal del usuario, (resistencia térmica).

Cuanto mayor sea el valor de resistencia térmica, (Rct), mayor será el aislamiento térmico del material. Según la EN 14058, la ropa puede ser ensayada para medir este valor, así como otras características que pueden ser: permeabilidad al aire o resistencia a la penetración de agua y vapor de agua.

NORMA EN ISO 11612

Esta Norma se aplica a las prendas de protección contra el calor y las llamas. Especifica los métodos de ensayo para los materiales que las componen, así como las exigencias de resultado de los mismos.

Este tipo de vestuarios está confeccionado con materiales flexibles, que protegen partes concretas del cuerpo. Se incluyen dentro de esta normativa los capuces y polainas, y quedan excluidos otro tipo de protecciones para cabeza, manos y pies.

Se establecen una serie de niveles y requisitos que han de cumplir estas prendas, siempre teniendo en cuenta que el calor puede presentarse en forma de calor radiante, calor de contacto, calor por convección, puede provenir de proyecciones de metales fundidos, o todo ello combinado.

NORMATIVA EN 343

Los requisitos generales de la ropa de protección para la lluvia y el mal tiempo se contemplan en esta Norma Europea.

Se deben superar ensayos de resistencia al agua, vapor de agua, tracción y resistencia a productos químicos. Se centra en las características indispensables para que la ropa sea impermeable al agua y resistente al vapor de agua.

NORMATIVA EN ISO 11611

Esta Norma se centra en la ropa utilizada por soldadores y técnicas de esa rama de profesión.
Define los métodos y actuaciones para determinar la correcta fabricación de los equipos protectores de soldadura y puestos de trabajo con tareas similares; por tanto, estas prendas han de proteger al trabajador de las chispas y gotas de soldadura, las llamas y también contra la radiación ultravioleta.
Entre estos métodos se incluyen la resistencia de tejidos tras múltiples lavados, pruebas de costura, de permeabilidad, y resistencia al paso de calor, radiación y gotas de metal candente. Se destaca la garantía del correcto aislamiento de los equipos de soldadura para evitar el paso de corriente eléctrica hacia el cuerpo del usuario.

NORMA EN 1149/5

Contempla todas las características que debe tener la ropa destinada a la protección contra descargas electrostáticas.

Se trata de prendas fabricadas con materiales que limitan la propagación de la llama y el calor.
Determina también las pruebas a superar que debe pasar este tipo de vestuario, tales como fuego, inflamabilidad, propagación de llama y durabilidad. Este material será utilizado en entornos donde suele haber riesgo de explosiones o con frecuente almacenamiento de grandes cantidades de aire y/o polvo.

CERTIFICACIÓN GO/RT 3279

Para obtener el certificado GO/RT 3279 es necesario que se aprueben una serie de especificaciones orientadas a la ropa de alta visibilidad para trabajadores en entornos de vías de ferrocarril. Es una homologación que parte de la Norma Europea EN 471.

Una de ellas es el empleo del color naranja fluorescente y bandas reflectantes. Otros requisitos que han de cumplirse son los estándares de impermeabilidad y la correcta transpirabilidad de las prendas.

NORMATIVA UNE-EN ISO 13998

Esta Norma se centra en todos aquellos complementos utilizados para protegerse de cortes, pinchazos que puedan producirse por el empleo de cuchillos manuales.

Se aplica a mandiles, pantalones y chalecos, o prendas que puedan ofrecer al usuario una protección similar a distintas partes del cuerpo.

Especifica una serie de pruebas de ensayo orientadas a medir características como son la resistencia al corte, ergonomía, inocuidad, impermeabilidad, limpieza, marcado o resistencia al corte.