Se combinan las técnicas de marcaje de serigrafía y transfer. Mediante serigrafía  se imprime el diseño en un papel siliconado. 

Posteriormente se transfiere el diseño estampado en el papel al producto textil deseado mediante calor.

Su uso habitual se realiza sobre camisetas, sudaderas y diferentes prendas textiles.


A favor:

  •  Permite realizar repeticiones sin costes fijos de repetición. Siempre que se haga un pequeño acopio de hojas.
  •  Mayor contraste de color que la serigrafía clásica.

En contra:

  •  Costes más elevados que la serigrafía básica.
  •  Plazos de entrega ligeramente superiores.

Detalle de transfer serigráfico sobre camiseta