En un plazo entre 3 o 4 días laborables. En algunos casos se producen excepciones y podemos hacerlo en 24 o 48 horas.